Tlahuicole


Entre los años 1511 y 1519 se sucedieron, en el actual territorio de Tlaxcala, numerosas batallas en que los mexicanos -los tenochcas o mexicas -intentaban mellar el espíritu inflexible de los tlaxcaltecas. Desde las Guerras Tepanecas, en que los tlaxcaltecas habían soportado lo más crudo de las batallas al lado de su caudillo Nezahualcoyotl, esta valiente nación había dado muestras de su espíritu guerrero y su ardor patriótico. Abrazaron el ideal de un Azcapotzalco convertido en ruinas aun antes que los señores de Tenochtitlan y Tacuba, tornándose los favoritos del príncipe acolhua. Y de entre estos valerosos guerreros, sobresalían especialmente los otomíes, una pequeña etnia enclavada en el este de los estados tlaxcaltecas que habitaban esas tierras incluso antes que todas las tribus nahuas y que habían firmado pactos de hermandad con los tlaxcaltecas a cambio de que no los expulsaran de sus tierras en Tecoac.

Tlahuicole 01

El pacto era sencillo y claro: ellos permanecerían en el este vigilando la frontera más conflictiva de su país, marchando en la vanguardia de cualquier guerra que decidieran emprender contra sus enemigos, primero en Azcapotzalco y, después, en Tenochtitlan y Chalco. Servían como mercenarios, mas no como sirvientes. Marchaban al frente como humildes guerreros, nunca como esclavos. Y gozaban del respeto y la consideración de los confederados de Tlaxcalan.

Hubo una batalla en 1516 que dió lugar a una de las leyendas más grandes de esta hermosa nación. La batalla sucedió en Huautla, con un triunfo de los mexicas, la huida de los soldados tlaxcaltecas y la captura de un joven noble de menos de 20 años pero que ya era una leyenda entre las filas enemigas: Tlahuicole. Era éste un joven otomí hijo de patricios miembros de la República Tlaxcalteca. A su edad ya era famoso por ser un soldado sumamente fuerte, diestro con las armas y, se rumoraba, había dado muerte a uno de los hijos de Motecuhzoma Xocoyotzin, emperador de los mexicas.

Cayó en una ciénega y no pudo salir de ella. Ahí fue encontrado por los soldados huexotzincas, quienes lo ataron y lo llevaron prisionero a la capital del imperio. Al llegar fue recibido por el señor de Iztapalapa, quien por ese entonces era Cuitlahuac. El noble mexica no tardó en llevarlo ante el emperador como trofeo de guerra y éste lo recibió con los más grandes honores. Cabe mencionar que entre los mexicas, la habilidad para la guerra era una de las mayores virtudes. Motecuhzoma colmó de regalos y mujeres al noble otomí, tratando de ganarse su confianza para hacerlo parte de las negociaciones con su nación. Pero Tlahuicole era de madera sólida, un nacionalista extremo y ferviente defensor de la independencia de Tlaxcala (un caso similar al de Xicohtencatl Axayacatzin), y le pidió al emperador que le diera muerte lo antes posible, pues un capitán capturado en la guerra era deshonroso para los otomíes.

Lógicamente Motecuhzoma, hábil político y negociador, no haría caso a las peticiones de Tlahuicole. Lo mantuvo “prisionero“, si esa es la palabra indicada, hasta convencerlo de servir bajo el estandarte mexica en las Guerras Purépechas. Los purépecha o tarasco, ancestralmente también eran enemigos de los tlaxcaltecas, por lo que Tlahuicole aceptó el pago de los favores otorgados por el emperador liderando en la guerra a los soldados tenochcas.

Tlahuicole marchó como capitán de milicia bajo el mando de Cuauhtemoc en la Guerra del Salitre para apoyar a los estados de Sayula y Autlán (algunos autores incluyen Tzinapécuaro). A su regreso, Cuauhtemoc habló al emperador de su valía y su enorme contribución en la batalla, pidiendo más honores y riquezas para su persona. Motecuhzoma insistió de nuevo en concederle la libertad para que regresara con los suyos y sirviera de ejemplo de la buena voluntad mexica. Tlahuicole pidió de nuevo la muerte, esta vez con más seguridad dada la circunstancia de que había combatido bajo el estandarte del enemigo y que no había manera de regresar a Tecoac (su ciudad natal) debido al juramento de los guerreros otomíes, que les forzaba a regresar victoriosos o morir en la batalla (algo similar al juramento militar de los espartanos).

Fue sacrificado como gladiador, en la cima de Tolometli, atado al Temalacatl, la piedra del sacrificio gladiatorio. Fue atacado por cuatro guerreros al mismo tiempo en cinco ocasiones dando muerte, según el Códice Mendoza, a ocho guerreros y sacando del combate a otros veinte. Su cráneo y su corazón fueron ofrecidos a Huitzilopochtli por Motecuhzoma y su cuerpo, convertido en cenizas, fue enviado de regreso a Tlaxcalan. Los tlaxcaltecas lo honraron como a uno de los grandes héroes de la República.

Después de muerto Tlahuicole, las Guerras Purépechas siguieron cobrando batallas hasta unos meses antes de la llegada de los españoles, pero los mexicas sólo obtuvieron derrotas. Las únicas victorias que pudieron obtener en esa desastroza guerra fueron las que obtuvo Tlahuicole.

Fuentes

Historia de Tlaxcala, de Saturnino Martín Cerezo.

Historia de Tlaxcala, de Diego Muñoz Camargo.

Tlahuicole 02

28 respuestas a Tlahuicole

  1. daay dice:

    Este es un héroe… cuando les hablé amis alumnos de ellos estaban facinados…. lástima que no se les dé importancia a estos personajes de nuestra historia de tlaxcala.

    • giliathluin dice:

      Bienvenida, Daay.

      La historia mexicana (sea de la región que sea) está plagada de héroes. Únicamente es cuestión de buscar y maravillarse de las gestas que inundan los registros de nuestros territorios. Y gracias por sumarte al empeño para la conciencia histórica. Cuando tus alumnos crezcan te lo agradecerán enormemente.

    • Chester Ches dice:

      tienes mucha razon Tlaxcala esta plagado de heroes y el gobierno no kiere difundir esa informacion, y como maestro nos toca investigar y difundir…

  2. Rogelio Rivera López dice:

    he leído múltiples ocasiones diversas y variadas versiones de la heroicidad de Tlahuicole, en éste articulo (al final) noto que se asienta la existencia de un municipio en el estado de Tlaxcala con su nombre……es verdad ésto?…yo salí hace años de mi terruño querido (Tlaxcallan) y nunca supe de un municipio así llamado…..si es que ahora existe, podría mencionarme si es nuevo? o si le cambiaron el nombre a alguno de los 60 que conocía?
    mucho le agradeceré que me envíe la respuesta y se aclare esta duda.

    Atte. Rogelio Rivera (Matlaktli Kozkakuauhtli)
    rogershore@yahoo.com

    • giliathluin dice:

      ¡Buenos días, Rogelio!

      Te pido una disculpa ya que, al parecer fue cuando investigaba sobre el personaje que me había parecido leer sobre un municipio en Tlaxcala con su nombre. He leído de nuevo la fuente y resultó ser simplemente una colonia o fraccionamiento. Corregiré este error en la brevedad, y gracias por hacérmelo notar.

      • daay dice:

        No existe un municipio con el nombre de Tlahuicole en Tlaxcala. No pasamos de una escultura de aproximadamente 6 o 7 metros de altura ubicado en un lugar llamado La virgen, por donde se encuentra la universidad autónoma de tlaxcala…

  3. Alfredo dice:

    buen articulo! fascinante la historia de mexico.
    corrige lo referente al municipio de tlahuicole!
    saludos!

  4. Luis Franco dice:

    Hola, gran artículo. Un favor, podrías darme algunas fuentes de la web sobre Tlahuicole? Pienso escribir una historia con este gran guerrero otomí como protagonista pero siempre con datos historicos verídicos. Gracias.

    • giliathluin dice:

      ¡Hola, Luis!

      Es difícil lo que me pides, pues fue precisamente por eso, por la carencia de fuentes electrónicas, por lo que me decidí elaborar un artículo completo sobre Tlahuicole. Yo consulté las fuentes que he citado en el artículo. Ambas obras tienen buena presencia en las bibliotecas públicas del país, ya que las dos son subvencionadas por el FONCA. Por otro lado, yo me hice, en una venta de libros usados, con la obra de Martín Cerezo por la cantidad de $50 y la de Muñoz Camargo por $30. Por si te sirve de algo, puedes acceder a un resumen de la obra de Muñoz Camargo desde aquí.

      ¡Saludos y que te aproveche!

  5. J Rafael Flores dice:

    Hola:
    Me ha parecido muy bueno el articulo escrito sobre un heroe sobre saliente entre cuatro o más pueblos de nuestra patria mexicana, pero quisiera saber si pudieras considerar verificar algunos de los datos o bien si pudieras comentar sobre algunas de las fuentes de información que estuviste consultando, pues, como algunos lo mencionan, hay diversas versiones en cuanto a ciertos detalles del relato sobre este personaje.
    Si me permites, te menciono lo que personalmente he podido averiguar:
    La referencia a la edad, su lugar de nacimiento, su vida como niño, adolecente y joven, así como sus razones para servir de capitan a Motecuhzoma no estan especificadas en cuatro de los principales escritos donde se le nombra: la crónicas de las Guerras Floridas contra Taxcala, La Historia de Tlaxcala, en la Historia de Michoacán y los manuscritos de Panes.
    Hasta donde sé, el no tenía 20 años, sino aproximadamente como 23 cuando fué capturado por los Huexotzincas. Era de un lugar más al norte de Tlaxcala y parece que, si bien era descendiente de una familia noble, era dado a menos (como caído en pobreza), valiente y fiero pero muy humilde en su personalidad (no le importaban las riquezas ni los honores); pareciera que nunca asistió al Calmecac o a otra escuela a entrenarse para la guerra.
    Si bien parecía tener algun tipo de resentimiento contra los del pueblo Purhépecha, parecía comnocerlos tanto o más que los Aztecas, como para lograr vencerlo en sus propios terrenos.
    Por último, parece que tenía un único amor aparte de la fidelidad a Tlaxcala: una mujer joven que no solo convivió con él estando en Tlaxcala, sino que se aventuró a buscarlo en las mismas tierraas de los Aztecas.
    Por lo demas, he encontrado muchas versiones que narran que murio de viejoen otra parte del país, aun habiendo sido preparado para su sacrificio en tenochtitlan y que por algun motivo (no especificado) se libró de él o no paso por ello, aún implicando su traicion a la nación tlaxcalteca por haber tenido que servir al Tlatoani mexica en su guerra con los Purhépechas de Michoacán.
    Espero considere los datos que le comento, bajo consideración mía de tener que rectificarlos en caso de obtener más información al respecto.
    Le envió un saludo y una felicitación por lo que ha presentado.

  6. malupcial dice:

    Me encanta esa historia y mas quien me la conto, Tlaxcala es hermoso, yo soy de Saltillo, y apesar de que siempre se esta en disputa por lo del Sarape, puedo decir que tlaxcala es la mitad que le falta a saltillo, y saltillo es la mitad que le falta a tlaxcala, me encanta la cuidad.
    Regresando al Tlahuicole. Puedo decir que yo estube tan cerca de un Tlahuicole mi propio Tlahuicole, un guerrero, un gran hombre, que al final al dar la vuelta y regresar a saltillo, termino en leyenda como la historia del Tlahuicole.
    Orguyosamente te puedo llamar Tlahuicole.

  7. No solo puedo decir que Tlahuicole es un Tlaxcalteca legendario sino hasta un Huamantleco legendario, pues Tecoac, su pueblo de origen es ahora parte del municipio de Huamantla.

    • Tlaxcallan dice:

      no concuerdo en que sea ese Tecoac, exsten al menos 2 Tecoac, y el segundo es de raza mas agresiva, impulsiva. los habitantes de la region de Huamantla son mas tranquilos. Eso si toda la gente de Tlaxcala es “Sangre de guerreros”

      El himno de Tlaxcala lleva una parte que dice:
      ” Y el arrojo del joven Xicohténcatl
      y la fuerza indomable en Tlahuicole
      ¡son la herencia que alienta en nuestra raza
      nuestro heroico afán de libertad!”

      les recominedo escuchen el himno de Tlaxcala: soy orgullosamente Tlaxcalteca

      • giliathluin dice:

        ¡Qué tal, Tlaxcallan!

        Bueno, creo que no es muy razonable comparar a los actuales habitantes de Tlaxcala con los antiguos tlaxcaltecas. 300 años de mestizaje derriban ese argumento sociohistórico.

        ¡Saludos y espero que disfrutes la lectura!

  8. MATLAKTLI KOZKAKUAUHTLI dice:

    hey Tlaxcallán! no puedes hablar de habitantes “aguerridos” o no en estas epocas, ( ni en las anteriores) Y supongo que el pueblo de origen del gran “TLAHUICOLE” era Tecoac, el que está por Huamantla, pues los Otomíes resguardaban la frontera norte-oriente de Tlaxcala. por eso creo que , nada que ver con tecoac que está por Calpulalpan (que pertenecía a los Acolhuas) y ni el Tecoac que está en Tenancingo, ni el que está por Ixtacuixtla, ya que ahí habitaban Tlaxcaltecas más que Otomíes.

  9. vivtor lopez dice:

    Me siento orgulloso de ser tlaxcalteca.

  10. cristobal dice:

    la batalla de 1516 en Huautla fue llaveda a cabo en la irregularidad de cuatro soldados mexicas contra uno tlaxcalteca la cual termino con la victoria mexica por haber derrotado a todos los soldados tlaxcaltecas estos no huyeron pues serian muertos en la republica por cobardia es un odigo de honor que habia estos seria sacrificados a los dioses por deshonra
    existen inumerables historias que fueron cembiadas por que la gente cree que los mexicas eran amos y eñores de mesoamerica pero el pueblo tlaxcaltece fue el unico que no fue conquistado y tampoco pudo avanzar mas haya de sus fronteras

    • MATLAKTLI KOZKAKUAUHTLI dice:

      podrias compartir tu fuente de información acerca de
      esa batalla?

    • giliathluin dice:

      Gracias por el apunte, Cristobal. Tanto he escuchado sobre la forma de guerra de los tlaxcaltecas, siendo estos una especie de ejército tipo “espartano” a quien en más de una ocasión, gobernantes poderosos solicitaban apoyo para conquistas. Recordemos, por ejemplo, a Nezahualcoyotl, quien se sirvió de los tlaxcaltecas para recuperar su reino de manos de los tepanecas y que encabezaron durante varios años el cuerpo principal de la Triple Alianza.

      ¡Saludos!

  11. cristobal dice:

    complemento del comentario anterior
    razon de las guerras floridas y el bloque comercial de los cien años que dio como resultado el origen del uso de tequezquite.
    por que los mexicas no podian vencer a los tlaxcaltecas

  12. miguel angel dice:

    hola historias como estas hacen que me sienta muy orgulloso de ser tlaxcalteca y poder llevar en alto el nombre de este que es mi estado y deberían se investigar un poco y sabrían que los españoles sufrieron derrotas a manos de tlaxcala

    • Guerrero de piedra dice:

      ¡¡Hola!! En eso que dices esta precisamente el caracter autoritario y traicionero de los señores de tlaxcala, que íncluso ASESINARON A XICOTENCATL su general (quién decia deberian aliarse a los mexica para derrotar a los españoles) y asi seguir ambos (señores mexicatl y señores talxcaltecatl) sozjugando a sus pueblos con patriotismos engañosos. Esto lo sospechó el mismísimo TLAHUICOLE quién se preguntó porque los señores de tlaxcala y tenochtitlan se visitan y hacen regalos mientras los otros luchan? LAS GUERRAS FLORIDAS eran eso: acuerdos polticos para mantener a los pueblos envilecidos y separados a la par que engañados religiosamente.

  13. De hecho no era ni del tecoac que está por Calpulalpan (que pertenecía a los Acolhuas) y ni el Tecoac que está en Tenancingo, ni el que está por Ixtacuixtla, ya que ahí habitaban Tlaxcaltecas más que Otomíes, deberia de seer el de Huamantla, pues los de Ixtenco son 100% Otomies, de hecho en la actualidad se habla su lengua, en ningun otro lado de Tlaxcala se habla otomi, mas que en Ixtenco, y estan en la frontera, Aparte que hay una estatua monumental del guerrero en el Centro de huamantla

  14. Luis Navarro dice:

    Tienes muchas inconsistencias en tu redacción. Hablas de caudillo,nación, patriótico,república, nacionalista,independencia y comparas con los espartanos, ¡nada que ver!. Esto que leí es el resultado de un licuado de diferentes épocas y culturas.Entre otras cosas la estatua o monumento, seguramente la hicieron europeos, despreciando a los artesanos regionales, lo mismo que hicieron con la de Juan ciego, ¡perdón! Diego. No muestran rasgos de mestizaje. No le hacen honor al personaje, mucho menos a su raza. Solo falta que pongan a Hulk, representando a Tlahuicole.

    • giliathluin dice:

      ¡Hola Luis!

      Con todo respeto, tú llamas “inconsistencias” a comparaciones, extrapolaciones y triangulaciones que me permito hacer. Bueno, antes que nada, tómese esto como un relato basado en una leyenda o una historia, como gustes. Hablo de caudillo, porque Tlahuicole era un caudillo otomí, en una época en la que los texcaltecas y sus aliados luchaban contra el yugo mexica. Hablo de nación, patria y república, porque los texcaltecas se formaban por un conglomerado de diferentes etnias, de quienes los más fuertes eran los de Tlaxcalan y Tizatlan, y su gobierno era una especie de república, con su consejo, sus representantes y sin emperador, y con un sentimiento de nación bien identificado desde los tiempos en que Nezahualcoyotl los lideró contra los tepanecas. Y me doy el lujo de comparar el código guerrero espartano con el otomí, porque era similar por lo menos en la batalla. “Con el escudo o sobre él”, era el lema del espartano; de igual manera, el guerrero otomí tenía una disciplina comparada con los cuauhchique mexicas y marchaban bajo juramento de no dar paso atrás y morir derrotado o volver victorioso.

      Por otro lado, el Monumento a Tlahuicole no tiene nada que ver con la historia que he relatado, salvo la de la expresión libre del artista que la representó; artista genial, cabe señalar, tratándose de Manuel Vilar. Aún así, está de más decir que el artista no le hace honor ni al personaje ni a su raza y es incorrecto e impresentable tu argumento, ya que en las numerosas fuentes que describen a Tlahuicole, todas coinciden en esto: “era alto, de espalda ancha, de brazos y manos fuertes, de enorme fuerza y blandía un macuahuitl del doble de tamaño de los normales”. Y esto no me lo invento yo, sino quienes escribieron su historia. Sí, eran europeos, pero basándose en relatos de los indígenas de la región.

      Y añadiendo, solo quiero pedirte un poco de respeto, ya que no tiene nada que ver con una escultura el que la haya hecho un extranjero. Manuel Vilar tardó 7 años en terminar el Tlahuicole y lo hizo con ayudantes mexicanos. Al igual, ha habido mexicanos que han deslumbrado en el extranjero con obras de arte que nada tienen que ver con sus raíces étnicas o culturales. Con tu comentario, invalidas incluso su trabajo.

      Un saludo

      • Miguel dice:

        Yo si quiero PONER ALGO EN CLARO. Parece que aún EXISTEN ó en su caso Existiesen LAS FOBIAS, DISCRIMINACIONES, y RAZONAMIENTOS CHAUVINISTAS ó mas claramente ULTRA-REGIONALISMOS en las replicas y contrarepilcas. Pareciese de pronto que MESOAMERICA no dejó de existir como región cultural o “país” entre el 1519 y 1700 +/- , PARECIESE que no tenemos UN PAíS MULTICULTURAL Y POLIETNICO.
        Parece que PRETENDEMOS SALVAR ó terminar DIFERENCIAS ANCESTRALES EN LAS PC’S (otro camino dela política).

        Ni precisamente REPÚBLICAS, Ni IMPERIOS (aunque pareciesen para los españoles ambas cosas), CLARO que tienen elementos Y ESO lo único que DEMUESTRA ES– LA FALTA DE ESTUDIO Y TEORÍA CIENTÍFICA CON UNA METODOLÓGICA ACERTADA— de las formas que ADQUIRIERON LOS ESTADOS INDÍGENAS y sus regímenes políticos; estudio que el INAH y los investigadores independientes deben promover, profundizar y atesorar sin ambigüedades ni limitaciones.

        Por otra parte LA HISTORIA DE TLAHUICOLE (una de las mas interesantes del México Prehispánico) muestra las contradicciones entre REGÍMENES POLÍTICOS, los diferentes tipos de sociedades que existían y aunque algunos lo nieguen las DIFERENCIAS y CONTRADICCIONES entre las CLASES SOCIALES en la ERA de los ESTADOS INDÍGENAS, fundados ó en su caso usados como herramientas de poder por sobre los Campesinos y demás sectores del amplio espectro MACEHUAL; en eso creo yo está lo hermoso y terrible de la historia del Señor TLAHUICOLE. -Nahua entre los nahuas, guerrero entre los macehuales, Señor entre los Pipiltzin.

  15. Maximino MAcias Villordo dice:

    ¿En que fuente indica que Tlahuicole nació en Tecoac?

    • giliathluin dice:

      Buen día, Maximino

      No he visto eso en ninguna fuente. En lo que yo he consultado, ubican a los otomíes de Tecoac como la punta de lanza de sus guerras por la ferocidad y aguante de sus guerreros, y de entre estos, destacan a Tlahuicole. Lo de su nacimiento en Tecoac fue algo que surgió en estos mismos comentarios.

      Un saludo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: